Tu nombre me lo callo, es mi secreto,

es el calor que siento en el invierno,

aquel que posa mis pies en el infierno

y entre mis manos deposita el cielo.

 

Es la primera flor que brinda enero,

es el descenso suave de la tarde,

y es en mi cuerpo azul que ya no arde

la claridad fugaz de un nuevo anhelo.

 

          Tu nombre me lo callo, y siento miedo

de que este hechizo deshacerse pueda,

ˇsi con tan sólo pronunciarlo apenas

obtengo todo, todo lo que espero!

 

7-8-80