Dios Cáncer

 

          Todo peligra en un

momento dado,

todo sucumbe;

desde dentro,

devoras, insaciable,

desde el alma,

y un día te vemos

emerger

en los ojos, en la piel,

en el cansancio y

la precariedad

de una persona amada,

 

o no amada,

viva todavía,

o quizá no,

o quizá puente frágil

y triste eslabón

entre la obscuridad

y la luz,

entre el coraje y el

miedo,

hacia el eterno silencio

imperturbable...

 

          Se lucha contra ti,

se experimenta;

una probeta, complejos

procedimientos,

conejillos de India

que no viven.

Tu fortaleza y resistencias son grandes,

la mueca

de tu burla es visible

por donde quiera que

voy.

 

          Un suero, a lo

mejor, para vencerte,

una vacuna que te

envíe al ostracismo,

fuera de nosotros,

una pequeña frase

para etiquetarte:

"enfermedad curable".