Aquí me pongo a cantar

al compás del sentimiento,

aunque esta tarde presiento

que pronto me harán callar,

pues no quieren escuchar

verdades con fundamento.

 

          Luchando sin miramiento

contra aquello que detesta,

apenas una protesta

puede elevar la poesía,

y empero, la policía

se siente como molesta.

 

          Lo que sucede con esta

forma de decir las cosas

es que un racimo de glosas

debe mostrarnos tal cuales,

pintar también los zarzales,

no solamente las rosas...

 

16-5-80