VI.-                       

Morena, la besadora...

P. Neruda

 

        Regresará, me he dicho.

La ilusión

no me abandona en mi infeliz engaño

en tanto pasan los días

                                        y los años,

y así va marchitándose

                                        mi vida...

regresará,

                    me sigo repitiendo,

y con el tiempo la ilusión se afirma.

 

        Regresará,

                            me digo nuevamente,

aunque en el fondo vislumbro la mentira

cuando en mi frente

los otoños trazan

huellas del tiempo,

                                frescas todavía.

 

        Pasan las horas y los días pasan

y las estrellas,

                         noche a noche,

                                                    ven

este engaño perpetuo

                                        y sensitivo

igual que ayer, hoy, como mañana,

por los siglos de los siglos,

                                            amén.