Siete.

       

        En el callado y solitario andén

es un viajero que en su edad tardía

-al extinguirse ya su larga vida-

espera el paso del último tren,

que ha de llevarlo en un viaje sin regreso.

En su equipaje no hay ningún rencor;

de nada debe arrepentirse: el corazón

late sereno dentro de su pecho...