Nueve.

       

        Si algún día

llegara a perder el entendimiento,

¿de qué manera miraré

y sabré que son tus ojos

los que me miran,

a su vez,

desde el fondo de un apagado nervio?

Y ¿cómo te voy a recordar

cuando te encuentres lejos,

y cómo palpitará tu nombre

dentro

de mi corazón?

 

        Y considerando que prometí

que siempre sentiría igual,

¿de qué manera te voy

a amar?

 

        Y, si pierdo el entendimiento,

¿cómo voy a identificar tu aliento

en el inconmensurable aliento

de la capital?