Prólogo o disculpa.

 

Poco hay más cegador que el fanatismo político, aún cuando uno esté convencido de defender una causa justa. La idea de esta colección de artículos es evaluar el voto, sopesar si la firmeza de nuestra convicción al comienzo del segundo gobierno de Cristina Fernández se sostiene o nos lleva al arrepentimiento. Los antecedentes son desalentadores: de manera invariable uno va cayendo en la decepción, primero, en la tristeza y en el arrepentimiento al final.